25 de julio de 2008

LAS ESTAMPAS DE FÚTBOL

Que levante la mano el que no ha coleccionado estampas de fútbol; era algo apasionante, buscar aquellos fichajes que no se encontraban por ningún lado, cambiarlas con los amigos del barrio, aunque a algunos nos bastaba con tener el Betis relleno; ¡que viejo se va haciendo uno!

PD: las estampas de la foto que he hecho no están mal ¿eh? Romo, Gordillo, Finidi, Zafra, Álex y Calderón, ese es mi Betis y no el de Sobis, Odonkor y to la patulea.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Y después las repes las recortabas por la carita y las pegabas en los tapones de los botellines y los porteros eran tapones de casera, te acuerdas???? claro el balón un garbanzo y las porterias se hacian de cajas de zapatos jajajaja.
Yo coleccionaba las de la barbie.

Fdo. Piruleta

el aguaó dijo...

El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Creo que todos hemos coleccionado alguna vez estampitas de fútbol. La mayoría de los equipos tenían jugadores de menos, pero intentaba por todos los medios completar el Real Betis.

Afortunadamente quedan por ahí todavía, pero ya van desapareciendo esas cosas. ¡Qué triste!

Un abrazo amigo.

Glauca dijo...

¡Que recuerdos mas lejanos!

Seguro que por el desván me encuentro algunas entre las cajas de cromos...

Anónimo dijo...

Yo conservo mis equipos de platillos, que era mi verdadera pasión. Jugar al medio dia los campeonatos de platillos en el descansillo de la escalera. Y pintar los piquitos de las camisetas de los jugadores que cambiaban de club; a ver a quién le salía mejor.
Y las porterías evolucionaron de cartón a madera, que gustazo.
Si alguién se anima todavía soy capaz de revorcarme por el suelo para jugar un partidito.

Fdo.: Sevillano y Bético.

El Caliz de la Canina dijo...

Pues la verdad casi todas las de mi época.

Tengo albunes desde la 83-84.Nadal,Magdaleno,Calderé,Gail,etc,etc,

La Canina seguirá cavilando ......

Moe de Triana dijo...

Yo recuerdo que las pegaba con harina y agua y el albúm después de eso tenía el mismo grosor que la enciclopedia de el tiempo es oro...