1 de septiembre de 2014

LA BOTELLA DE REFRESCO



Eso es lo que le duró el empuje al equipo, lo que le dura la fuerza a una botella de refresco con gas. Cinco minutos para meter un gol y quince más para crear dos clarísimas ocasiones, una de Molina y otra de Rubén (manda cojones que el delantero centro del Depor, en primera, sea Toché y aquí estén estos dos) y se acabó.

Lo que prometía, en ese inicio, ser un paseo militar se convirtió en una caminata por el desierto más caluroso. El equipo comenzó a hacer presente sus carencias: el portero es más justo de lo que yo creía, no sale a ningún balón que está a más de 30 cms de la línea de gol; no hay centrales, a Jordi habría que mandarlo a Figueras y los patadones de Perquis los da mi chico sin mayor problema (Caro ya titular), no quiero hacer sangre con Nono, pero no está ni se le espera al igual que no me gusta Xavi Torres.

Por otro lado el compromiso de Lolo Reyes me sorprendió así como lo aseaditos que son los laterales. Rubén es fundamental en este equipo y hay que tenerlo enchufado.

El equipo debe aprovechar el empuje de este estadio y en los diez primeros minutos ventilar los partidos de casa porque el 80% de los equipos van a salir aquí acojonaos.

¿Lo mejor? Dando una mala imagen el equipo lleva seis puntos, parece claro que cuando entre N'Diaye y el equipo toque más en largo en lugar de jugar tanto a lo ancho, irá la cosa a mejor. De todos modos, así no se sube, hay que exigirle más a la plantilla.

PD Un mojón pa Isidoro, se fue del Betis creyéndose Maicon y ahí está en el Numancia y sin pasar de mediocampo.

Resumen del partido


1 comentario:

Anónimo dijo...

Ojalá cojan un poco de rodaje y todo sea un poco más fácil; sin duda alguna los mejores Rubén y Jorge; este año no pisaré Gol Sur pero animaremos desde el sofá!!

Fdo. Piruleta