26 de agosto de 2012

La mantita corta

Estos últimos años ha sufrido nuestro Betis el síndrome de la mantita corta, que si te tapas la cabeza se te quedan los pies al aire o viceversa; esto significaba que el centro del campo estaba siempre cubierto pero, este año, parece que la manta corta se extiende también al círculo central o por lo menos ayer lo pareció. Falta un medio con jerarquía (Iriney, por ejemplo), el de calidad posiblemente se vaya y nos quedan un melón por catar que es Igiebor, Rubén Pérez (no tengo elementos para enjuiciarlo), Cañas... y Nono, pienso que a este chaval hay que darle una oportunidad; pero eso, una oportunidad y no un marrón grande si lo dejamos dirigir el equipo con todos los galones.

Se echan en falta las ausencias, Rubén Castro es mucho Rubén Castro y las bandas deben aportar más, sobre todo Juan Carlos que estuvo totalmente desaparecido en el día de ayer; Agra participó, puso interés y luchó, poco más se le puede pedir al chaval que ha venido por ventemilduros o casi.

Autocrítica por parte del Míster, que debe tener recursos en la chistera para tratar de arreglar desde el banquillo lo que no sale bien en la pizarra, porque hacer siempre los mismos cambios no siempre dará los mismos resultados.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Segundo partido de Liga y el Betis estaba muerto, lo mejor del partido Jorge Molina anotando el gol 2000 del Betis en primera...

Fdo. Piruleta.