13 de enero de 2011

ORGULLO VERDIBLANCO

De tú a tú, tocando, sacando el balón sin dar un mal pelotazo, entrando por bandas, presionando la salida del balón.... Lástima que el esfuerzo sobrehumano durara 60 minutos y que la falta de frescura impidiese que Rubén Castro marcase alguna de las que tuvo (en condiciones normales habría metido dos o tres).
Grande el Betis, como siempre.

1 comentario:

Pepe Luis dijo...

Y cuando a pesar de los comentaristas de la Sexta se escuchaban los olés de la gente y con el 4-0 el Betis, Betis, Betis...
Duró sólo 60 minutos, pero que grande estuvo el Betis.