25 de marzo de 2010

CUATRO DE CUATRO

Pues sí, cuatro de cuatro; doce puntos que hacen coger una confianza sin límites al equipo. (escuché a alguien alguna vez decir que es más peligroso un equipo enrachado que uno bueno, y este equipo está en la racha buena) Confianza que el pasado lunes, a eso de los veinte minutos de partido, se convirtió en suficiencia, Se veía tan clara la superioridad verdiblanca que los futbolistas del Betis se dedicaron a jugar a lo que nunca hay que hacer: el toque sin buscar la portería, o queriendo meter el gol conduciendo la pelota hasta la línea de gol, ¿qué ocurre? que si en estos minutos metemos tres goles solventamos el partido, pero si nos quedamos en el uno a cero, luego el equipo se viene abajo y nos toca sufrir.

El sábado el Gerona y más tarde Villarreal B y Cádiz. A ver qué ocurre.

2 comentarios:

MaeseRancio dijo...

El partido del Castellón se estaba poniendo para el penalti de Melli o para la expulsión de AR8, finalmente no ocurrió nada y nos quedamos con los tres puntos.

A ver si sigue la racha mañana.

De momento llegan buenas noticias de los juzgados.

MaeseRancio dijo...

Lo que apuntaba el partido del Castellón se ha refrendado en el del Gerona.
Salimos al campo a verlas venir porque como hemos ganado cuatro, el quinto lo ganamos solo.
Si a eso se le une el terrible error de Goitia, ya tenemos la primera derrota en casa.
Un portero puede fallar en una salida, le pueden meter un gol por debajo de las piernas, se le pueden doblar las manos en una parada, pero JAMÁS, JAMÁS puede dar el paso hacia el lado de la barrera. Si te la cuelan por encima de la barrera, se felicita al contrario por el gol, pero cuando se pone una barrera, el portero tiene que cubrir su poste. Es de fútbol básico.