13 de octubre de 2009

JOSÉ LUIS SÁEZ, OTRO POR LA CAUSA


Palabras recogidas de muchodeporte: “No hay salvador. El gran error del Betis es pensar que es el club de una persona. El Betis es indestructible. El descenso es un problema de falta de estructuras y de personalismos. El Betis no puede ser de una persona. Una ley que perseguía unos determinados fines ha logrado todo lo contrario. La Macarena, El Gran Poder... no pueden ser de nadie. El Sevilla considera al sevillista y abonado como el verdadero propietario. En el Betis ha sucedido todo lo contrario. No es necesario que el Betis sea de ninguna sociedad si se hacen bien las cosas. Hay muchas fórmulas para que un club de fútbol sea rentable"


Y el que lo dice no es un cualquiera en lo referente a gestión deportiva.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Este es otro deztructor, dirán mañana en radiolopera.

Aunque no descubre la pólvora, al menos tiene la valentía de decirlo públicamente, sabiendo que sus declaraciones tendrán un gran repercusión. Aunque tristemente todos lo conocemos desde hace unos cuantos de años. Pero no todo el mundo disfruta de la posición que actualmente mantiene el presidente de la federación de baloncesto.
Aunque seguro que le buscarán algún trapo sucio para airearlo en la "hora de encadesa".

Mientras no haya una organización del club, para mí la situación deportiva no merece la pena, puesto que irá dando tumbos un año sí, y al otro también.
Porque bajo esa falta de organización se refugian muchos parásitos dentro del vestuario.
Y que cada uno les ponga nombre...

Desde mi retiro...

fdo.; sevillano y bético.

dama dijo...

Cuando me choqué con él en Casa Bigote debería de haberle dado catorce besos.
Ojalá se anime.

MaeseRancio dijo...

Un discurso que mezcla las verdades del barquero con un pelín de demagogia.

Las verdades que todos conocemos no hace falta que repita cuales son.

Y la demagogía es decir que el Betis no puede ser de una persona. Pues sí, puede y de hecho lo es. O al menos una persona tiene la mayoría de las acciones que de facto le da el mando.
Y todo ello gracias a nuestros queridos y amantísimos politicastros que se sacaron de la manga la famosa Ley del Deporte donde obligaron a todos los clubes a convertirse en S.A.D., pero cuidándose mucho de que Madrid, Barcelona y At. Bilbao no tuvieran que hacerlo.

Demagogia es decir que el Sevilla considera al sevillista como el verdadero propietario, que me diga el señor Saéz, ¿cuántas veces, desde el 92, han elegido a su presidente?

Más demagogia es obviar a los jugadores cuando habla de los responsables del descenso.
Hasta Gordillo, reconocido antiloperista, dijo que los principales culpables del descenso fueron los futbolistas.
Y me parece a mí que Gordillo sabe una mijita más de fútbol que Saéz.

del porvenir dijo...

Por eso tu primo y yo hemos dicho hasta aquí llegamos.

Anónimo dijo...

Yo pongo sobre una balanza, la demagogia y los futbolistas acomodados, y al otro lado, las verdades del barquero que todos conocemos. Y se inclina desgraciadamente siempre hacia el mismo lado, el del barquero.

Y pese a que me duele profundamente, cualquier comparación con el otro equipo de la ciudad, es querer hacer lo blanco, negro. La realidad es abismal cuando hablamos de organización. Porque siempre nos quedará la afición...

Desde mi retiro... amigo del porvenir.

fdo.: sevillano y bético.

pd.: alguien quiere comentar algo del busto.

MaeseRancio dijo...

Yo no pondría en un lado de la balanza a los canCeranos y en el otro al impresentable de Lopera.

Cada uno de ellos hacen un mal al Betis y para librarse de las dos partes se necesitan soluciones distintas porque son problemas distintos.