10 de agosto de 2007

PARTIDAZO ANTE EL MILAN

¡Qué bonito el espectáculo de anoche! Mi Betis, el Campeón de Europa, el estadio a reventar, el ambiente de las grandes noches, los jugadores de antaño, la ilusión, era como redimirnos de los nefastos momentos de los últimos años, de hacer borrón y cuenta nueva, olvidarnos de malos momentos y recordar, cada uno con su edad, de aquellos momentos mágicos que ha vivido en el Villamarín desde que tu padre te llevaba por primera vez, aquella primera vez que ya, ni recuerdas.

Para cualquier aficionado no era más que un amistoso más de verano, para el beticismo una oportunidad de quitarse la bola de preso que tanto nos ha apretado en estos últimos campeonatos.

1 comentario:

MaeseRancio dijo...

La verdad es que lo pasamos muy bien. Era la primera vez que se llenaba el estadio desde que esta así.
Y qué bonitas las camisetas!! No como las de la liga con la mancha verde en la espalda que parece que se le ha derramado medio bote de pintura en la espalda.