25 de junio de 2007

EDUCACION PARA LA CIUDADANIA.


Hoy, escuchando La Ventana, en la Cadena Ser, me he preguntado si realmente es tan malo como dicen aquello de la Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos o si, quizás, sea que los que la critican no sepan de modo cierto qué es lo que dice la Ley al respecto de esta asignatura:

Los objetivos que se marcan para esta asignatura (que por cierto, de momento se dará en el tercer ciclo de primaria) son los siguientes:

1. Conocer y aceptar la propia identidad, las características y experiencias personales, respetar las diferencias con los otros (edad, sexo, características físicas, personalidad, etc.) y desarrollar la autoestima.
2. Desarrollar la afectividad en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como una actitud contraria a la violencia, a los estereotipos y prejuicios.
3. Actuar con autonomía en la vida cotidiana y en las relaciones de grupo. Interiorizar criterios éticos, desarrollar habilidades emocionales, comunicativas y sociales. Conocer y apreciar los valores y normas de convivencia y aprender a obrar de acuerdo con ellas.
4. Participar en actividades de grupo con un comportamiento constructivo, responsable y solidario y valorar las aportaciones propias y ajenas.
5. Contribuir a la participación activa en los grupos de referencia (escuela, familia, entorno próximo), con actitudes generosas, tolerantes y solidarias.
6. Reconocer la diversidad como enriquecedora de la convivencia, mostrar respeto por las costumbres y modos de vida de poblaciones distintas a la propia. Incorporar a los niños y niñas extranjeros en su nuevo entorno sociocultural.
7. Conocer y valorar los derechos reconocidos en las declaraciones internacionales y en la Constitución española.
8. Conocer los mecanismos de funcionamiento de las sociedades democráticas, el papel de las administraciones en la garantía de los servicios públicos y la obligación de los ciudadanos de contribuir a su mantenimiento y cumplir sus obligaciones cívicas.
9. Identificar y rechazar las situaciones de injusticia y de discriminación. Sensibilizarse sobre las necesidades de las personas y grupos más desfavorecidos. Desarrollar comportamientos solidarios.
10. Valorar y cuidar el medio ambiente y el entorno.

Si miramos detenidamente, muchos de estos valores se imparten ya en el currículo oficial de nuestra Educación Primaria en los llamados Temas Transversales (contenidos que sobrepasan un área de conocimiento, que se imparten desde todas las áreas que componen el currículo oficial para primaria). Reguladas por la Orden de 18 de noviembre de 1996 de Educación en Valores y Temas Transversales.

En cuanto a los contenidos que se van a impartir para lograr estos objetivos, no parecen algo dañino para la condición humana, como quieren hacer ver algunos; fíjense en los contenidos y díganme si creen que no son necesarios en cualquier persona, independientemente de sus creencias, de su religión, de su equipo de fútbol, etc, etc:

I. Individuos y relaciones interpersonales


La dignidad humana: libertad y responsabilidad en la toma de decisiones. Desarrollo de la autonomía personal y de la autoestima. Valoración de la identidad personal, del autoconocimiento, de las emociones y del bienestar propio y de los demás.
Derechos del niño y derechos humanos. Relaciones entre derechos y deberes. Reconocimiento de su carácter universal para todos los hombres y mujeres, sin discriminación.
Reconocimiento y aprecio de las diferencias de género como un elemento enriquecedor de las relaciones interpersonales. Valoración de la igualdad de derechos de hombres y mujeres en la familia y en el mundo laboral.
Asunción de los valores ciudadanos en la sociedad democrática: respeto, tolerancia, solidaridad, deberes ciudadanos respecto a la comunidad.


II. Convivencia y relaciones con el entorno


Convivencia en el entorno inmediato (familia, colegio, barrio). Desarrollo de actitudes de comprensión y solidaridad ante los problemas y necesidades de los demás.
Responsabilidad en el ejercicio de los derechos y los deberes que le corresponden como miembro del grupo y participación en las tareas y decisiones del mismo. Dominio de las reglas de funcionamiento de la asamblea como instrumento de participación en las decisiones colectivas.
Convivencia y conflicto: expresión y control de las propias emociones. Valoración del diálogo como instrumento privilegiado para solucionar los problemas de convivencia y los conflictos de intereses en la relación con los demás.
Identificación y rechazo de las causas que provocan situaciones de marginación, discriminación e injusticia social.
Identificación de algunos rasgos de diversidad cultural y religiosa. Sensibilidad y respeto por las costumbres, valores morales y modos de vida distintos al propio.
Participación en el funcionamiento del centro: elección de representantes. Valoración de los cauces de participación.


III. Vivir en sociedad


La convivencia social. Necesidad de normas para convivir. Iniciación a la participación ciudadana en el municipio desde la escuela.
Conocimiento de los principios de convivencia que establece la Constitución española y caracterización de la democracia.
Identificación de los bienes comunes y de los servicios que los ciudadanos reciben del Ayuntamiento, la Comunidad o el Estado y la contribución de los ciudadanos a su mantenimiento a través de los impuestos.
Hábitos cívicos: cuidado del entorno. Respeto a las normas de movilidad vial. Educación para el consumo responsable.

En fin, no creo que sea tan malo; yo no pienso ejercer la objeción de conciencia para impartirla, llegado el caso.

2 comentarios:

Hispalis dijo...

Antes que nada, gracias por esta información tan detallada. En realidad, todos deberían informarse como lo has hecho ántes de opinar. he leído mucho sobre la materia y en efecto, tienes razón, no creo que suponga ningún daño a nadie impartirla, sin embargo, pienso que determinados temas no deben darse desde los colegios. En cierto modo, con esta asignatura se le quita algo de protagonismo y trabajo a los padres, perjudicando en gran medida al concepto familia que tanto se está perdiendo.

Por cierto, estoy interesado en intercambiar enlace con tu blog que desde hace tiempo leo asiduamente (sobre todo cuando hay algún acontecimiento deportivo, jeje)

finidiblanco dijo...

Sin problemas híspalis