2 de marzo de 2007

ENTRADAS DEL DERBI


Dijo el vicepresidente del otro equipo de la ciudad, Don José Castro (como dicen en Radio Sevilla, Don José Castro; mientras que el de nuestro equipo es Ángel Martín, sin el Don) antes de que comenzara el partido de vuelta de cuartos de copa que los aficionados del Sevilla se habían quedado sin ir al partido porque el Betis no les proporcionaba las 300 entradas acordadas antes de jugarse dicho partido con lo que incumplía uno de los acuerdos a los que se habían comprometido ambos clubes ("sin que esto lo diga para crear una nueva polémica", (sic)); señor Castro, ¿ha visto usted cómo dejaron la grada sus seguidores? y ¿no es cierto que es la delegación del gobierno junto con las fuerzas de seguridad del estado las que han tomado la decisión de que sus seguidores no acudan al estadio verdiblanco ya que no hay una ubicación que les garantice la seguridad? Entonces de qué estamos hablando. Este señor sí que hace daño al fútbol sevillano con sus continuas declaraciones, sin querer hacer daño, ni crear polémica, por supuesto....

9 comentarios:

Anónimo dijo...

No amigo, no.
El daño al fútbol de esta ciudad viene desde el 1992; hasta entonces no ocurría nada de esto.
Desde que el mafioso del Fontanal compro al Real Betis empezaron los problemas. Esté quién esté al otro lado siempre hay problemas, el único denominador común es Lopera.
Por cierto deberías mirar en el diario marca la foto de esa parte del campo cuando salieron los seguidores del otro equipo de la ciudad y compararla con la misma foto dos días después.
Yo ya era socio del Real Betis antes del 92 y soy uno de los que ha vivido en directo las tres finales, con 11 años estuve en Milán viendo al equipo en la Recopa; en todos estos años, este señor no existió y ahora es el salvador perpetuo.
Estoy harto. Harto de viajar por España y ser el hazmerreir de todos, harto de no poder cruzar por Gol Sur los días del partido, harto de no poder comer en casa de mi suegro los Domingos que jugamos en casa (vive en la calle Tajo), harto de que mi equipo, que fue simbolo de humildad, permita en sus gradas banderas preconstitucionales y nazis y harto de que los que nos consideremos béticos le sigamos haciendo el juego a este mafioso.
Cuando mi mujer me llamó (yo estaba en el campo) para decirme lo del busto, exploté. Me fuí a los diez minutos porque estoy harto de ser partícipe.
Asi que , por favor, ya está bien de seguirle el juego a este personaje y a los indignos de la directiva; si, INDIGNOS.
Perdona la extensión pero ya estoy harto.
PD: Hasta yo mismo entro en el juego. Arriba he escrito "otro equipo de la ciudad", cuando antes de que llegara Lopera siempre decía Sevilla.

finidiblanco dijo...

¿Quién le está siguiendo el juego a este señor? No estoy de acuerdo con la gestión de Lopera, pero tampoco es cierto que todo el daño al fútbol en esta ciudad venga desde 1992; recordemos que hemos tenido años muy brillantes desde 1992 hasta la fecha de hoy; las banderas preconstitucionales están en gol sur desde 1986, desde que llegaron los supporters; yo he acompañado a mi Betis por muchos lugares de España y para nada he sido el hazmerreir de nada ni de nadie. No le sigo el juego a nadie, opino de mi equipo; tengo 29 años y soy el socio 1891; algo de fútbol he visto en el Villamarín; y, por supuesto no estoy harto de mi equipo, es mi pasión, esté Lopera, Retamero o el abuelo de Heidi.

dama de sevillano nombre dijo...

Cuando ví el busto de Lopera antes de empezar el partido, pensé en tanto béticos que sienten al equipo de verdad, en los de un equipo de señorío y clase, que hay muchos, y comprendí que este Betis no era el mio, lo ocurrido después es causa del que se encarga de hacer ver por el mundo que mi Betis, porque es mi Betis, es el equipo de las "criaturitas" y "la saluita", de ser el hazmereir de media España.
Y no, mi equipo es algo muy serio, y no me gusta nada ser la verguenza de este pais.
Era lógico que esto ocurriese, nos guste o no.
Cuando ví el busto quité el partido, no podía soportarlo. Lo del botellazo es, como dije en tu otra entrada, la conclusión de todo.

del porvenir dijo...

Ya está bien de autoflagelarnos, nos han sancionado por la puntería de un becerro, bueno ¿puntería? apuesto que iba por Soria, pero ya está bien de cainismo, se han cebado con Sevilla, con el Betis, pero sobre todo con Sevilla. Es injusto, ¿habeis visto las imágenes de Zaragoza?. Esto no tiene nombre, y lo de la directiva de nuestro Betis tampoco.

calleferia dijo...

Como le escribí al pregonero, nunca he estado más orgulloso de tener amigos béticos, porque efectivamente, esto es un ataque contra toda mi ciudad y toda mi gente.

Anónimo dijo...

Perdón que discrepe de tú opinión, pero a mi entender en todos los campos los ultras hacen destrozos, me parece poco creíble que sólo sea en el estadio del real betis. Lo que sí creo que es único, es el cartel que aparece en la foto. En fin es mi parecer,pero creo que hay que intentar ser objetivo en el análisis de los hechos y no dejarse guiar por sentimientos o pasiones. Un saludo

Anónimo dijo...

Creo que si le haces el juego a Lopera cuando cuelgas en tú blog la foto de las gradas con esa pancarta, que es fruto de su extraña forma de pensar y entender la vida.

Beticus dijo...

Pues yo estoy absolutamente de acuerdo con la decisión de la Delegación del Gobierno de no permitir la entrada a los salvajes que sólo van a los campos a destrozar, insultar y provocar. Espero que a partir de ahora no se les permita más la entrada y se dediquen a quemar contenedores por Nervión, que al parecer es lo único que saben hacer.

inmi dijo...

¿Por qué si defendemos a nuestro Betis se nos critica de Loperistas? Somos muchos los que estamos en desacuero con su gestión pero no por eso vamos a dejar de sentir nuestro colores (esto nos diferencia de muchos otros aficionados); cómo les sentaría llegar a su casa y ver que unos impresentables la han destrozado?? y encima quieren volver a entrar, ¿para qué? ¿que más les queda por destruir?? Cada uno en su casa y Dios en la de todos.
También decir que no estoy nada deacuerdo con "anónimo" no me siente el hazmerreir de nadie, tenemos una historia de 100 años, una corona en nuestro escudo de las trece barras, seguidores en todo el mundo, una afición incondicional juguemos competiciones europeas, estemos en segunda división, y por eso mismo muy orgullosa de ser bética.